Cubanadas a La Carta

La trilogia

La Cubana, después de La Tempestad (finales de 1987) sufre una pequeña crisis. Muchas de las personas que habían dejado sus trabajos y estudios en el año 1983 para embarcarse en la aventura del teatro profesional, ahora querían volver a sus antiguas ocupaciones y dejar la compañía. Solo quedaron cuatro personas en el equipo: Mercè Comes, Carme Montornés, Mont Plans y Jordi Milán. Se quiere continuar el proyecto, pero… ¿cómo? ¿y haciendo qué?

Por supuesto no se podían olvidar los puntos que habían marcado la trayectoria teatral de La Cubana y que eran fruto de la experiencia adquirida: la experimentación sobre nuevos espacios, dar la vuelta a situaciones cotidianas, el juego, la sobremesa, las acciones en la calle, la participación del público… Todos estos puntos gustaban y todos apetecía llevarlos a cabo. Lo mejor era hacerlos todos: ampliar el abanico de ofertas y hacer un repertorio haciendo un ménage-a-trois, tres espectáculos que no tuviesen nada que ver el uno con el otro, que fueran presentados en tres espacios diferentes y en los cuales La Cubana hacía todo lo que le gustaba hacer: teatro en la calle, teatro en un espacio cerrado y, además, un juego de participación. Así se crea esta trilogía con:

Cubanadas a la Carta (1988) – Acciones en la calle
Cómeme el Coco, Negro (1989) – Teatro dentro del teatro
Cubana, Marathon Dancing (1992) – Espectáculo de participación

 

Cubanadas a la carta

Son doce acciones en la calle, siguiendo la línea de las Cubana’s Delikatessen, pero a diferencia de éstas, son acciones más espectaculares en la forma y una concepción muy simple con la idea de poder representarlas individualmente. Presentadas como un menú gastronómico, la parte contratante podía escoger las acciones que más le convinieran para su ciudad. Se podía es coger tres o cuatro acciones por día.

Entrantes (por la mañana)
QUE RISA, TIA FELISA
VIVO CANTANDO
MUDANZAS

Primer plato (al mediodía)
RÉCORD MUNDIAL DE HINCHADO COLECTIVO DE GLOBOS
TORRATS A LA PLANXA
SOLO ANTE EL PELIGRO

Segundo plato (por la tarde)
YA SOMOS RICOS
LOS LIMPIAS
PARA “CASA Y MODA”

Postres (por la noche)
NO ME MATES, CORAZÓN
TE – DESFILE
“ALTERCAO”

 

Que risa Tia FelisaEn un mercado, un supermercado o en una terraza de un bar, un hecho casual hace que aparezca el reír estridente de una manera espontánea en un personaje y que este vaya contagiándolo a otras persones hasta que también se le contagia al público que casualmente está allí.

 

Vivo CantandoEn un mercado, a la hora que hay más tránsito, unos compradores efectúan sus compras cantando, de la forma más natural y sin inmutarse, frente a la sorpresa y estupefacción de los vendedores y de la clientela habitual. Después de un rato, todo el mercado está revolucionado y se crea una situación especial: buena parte del mercado acaba cantando.

2.5.1.1.1.1-Vivo-Cantando_LQ

2.5.1.1.1.2-Vivo-Cantando_LQ

 

MudanzasUna furgoneta de mudanzas familiar circula por toda la ciudad abarrotada de gente y con la vaca cargada hasta los “topes” de maletas, cajas y muebles. Toda la familia viaja en el interior del peculiar vehículo o colgando de la vaca. Muebles y familia son transportados como un todo. Es un chiste ambulante que circula por toda la ciudad.

 

Record mundial de hinchado colectivo de globosA la plaza de la ciudad una asociación ciudadana convoca a toda la población a colaborar para conseguir el record mundial de hinchado colectivo de globos, y así conseguir que la ciudad entre a formar parte del famosísimo libro de los recuerdos. Solo será necesario que cada persona hinche la máxima cantidad de globos en el mínimo tiempo posible y los coloque dentro de un espacio delimitado por unas vallas. Todos hinchan globos. Una vez superado el récord, la organización delante de tanta euforia propone intentar conseguir otro récord mundial: hacer desaparecer en un minuto todos los globos hincados. La gente entra dentro las vallas y revienta los globos con los pies. Esta gran traca de globos cierra el acto.
2.5.1.2.1.1 Record mundial

2.5.1.2.1.2-Record-mundial_LQ

 

Tostados a la planchaDiferentes personajes llegan al lugar escogido, eligen un emplazamiento, se desnudan y se instalan a tomar el sol con absoluta normalidad. Después de un rato, esa parte de calle se ha convertido en una playa: la gente viendo el panorama se para y pregunta. La única explicación que se da es que el Ayuntamiento, para descongestionar las piscinas públicas, ha iniciado una prueba piloto creando esta nueva manera de tomar el sol. Esta nueva modalidad tiene muchas ventajas: el sol con el asfalto, mezclado con la polución pone más moreno. Al final, cuando menos se lo espera la gente, se oye un trueno, seguido de una gran tempestad de agua: es un chaparrón de verano que los moja a todos y hace que la gente se marche a la desbandada.
2.5.1.2.2.1-Torrats_LQ 2.5.1.2.2.2-Torrats_LQ

 

Solo ante el peligroEn la puerta principal de una iglesia, llega una novia sola vestida de blanco en un taxi. La puerta de la iglesia está cerrada. La mujer desconcertada se acerca a la gente y comenta que ella ha de casarse allí y no abren las puertas. La gente se acerca a ayudarla. Una novia siempre crea expectación. Después de unos minutos llega otra novia que también ha escogido la misma iglesia para casarse. Así sucesivamente hasta que hay siete novias que se esperan y se desesperan en la puerta de la iglesia. Cada vez más alteradas y a la vez creando más implicación por parte del público asistente. Finalmente llega un novio, que en una noche de borrachera se comprometió a casarse con todas ellas en la misma iglesia y a la misma hora. Las novias enfadadas persiguen el novio que las ha burlado por las calles de la ciudad.
2.5.1.2.3.1-Solo-ante-el-peligro_LQ 2.5.1.2.3.3-Solo-ante-el-peligro_LQ 2.5.1.2.3.2-Solo-ante-el-peligro_LQ

 

Ya somos ricosDistintas personas, elegantemente vestidas, se colocan en diferentes emplazamientos de una misma zona urbana. Cada una de ellas desarrolla una acción diferente, pero siguiendo siempre la misma idea: parodiar el arte de pedir en la calle en sus distintas variedades. Afortunadamente ya no son pobres, sino que ahora son ricas y quieren devolver peseta a peseta todo aquello que los viandantes les habían dado.
2.5.1.3.1.1-Ricos_LQ

2.5.1.3.1.2 Ricos

 

Los limpiasUnos personajes vestidos elegantemente se trasladan a un cruce muy transitado de la ciudad; provisionados de cubo, bayeta y limpia cristales hacen parar los coches y muy pausadamente y con gran delicadeza limpian los cristales de los automóviles. Cuando terminan, obsequian los soprendidos conductores con unas monedas.
2.5.1.3.2.3-Limpias_LQ 2.5.1.3.2.4 Limpias 2.5.1.3.2.2-Limpias_LQ 2.5.1.3.2.1-Limpias_LQ

 

Para “Casa y Moda”El hecho de posar para hacerse una foto a veces tiene un toque muy teatral. Esta acción es una parodia de un reportaje fotográfico de moda que se hace en la ciudad. La modelo, el fotógrafo y los estilistas instalan su improvisado escenario en medio de la ciudad, utilizando elementos de la calle e involucrando a la gente como escenografía. Al final una sorpresa.
2.5.1.3.3.1-Casa-i-Moda_LQ 2.5.1.3.3.2-Casa-i-Moda_LQ 2.5.1.3.3.3 Casa i Moda

 

Te-DesfileLa moda tiene un punto de espectáculo y es muy teatral. Una desfilada todavía más. En una plaza céntrica de la ciudad una empresa conocida como “Modas Florita”, que en breve abrirá una tienda en la ciudad, quiere mostrar alguno de sus modelos a los futuros clientes para ir abriendo boca. Se presenta la colección “Cuatro Estaciones”. Los modelos son personajes cotidianos y lo que nos muestran también. Las primeras filas de sillas de la desfilada las ocuparan señoras escogidas de entre el público presente, como invitadas de honor y se les servirá un té con pastas.
2.5.1.4.2.1 Desfile

 

No me mates, corazónEl equipo de rodaje de una película se instala en una calle. Es un rodaje normal. Hay mucha parafernalia para grabar un minuto de película. El público, en este caso, hace lo que hace siempre: se para para cotillear y ejerce de público tal y como haría en un rodaje de verdad. Dentro de un escenario natural y a pie de calle, puede presenciar todas las peripecias del rodaje.

 

“Altercao”Dos coches con mucha gente dentro. No se sabe por qué razón están “picados” desde hace rato. En el lugar oportuno, uno de los coches frena repentinamente, bajan todos del coche y continúan la discusión que cada vez es más fuerte. La discusión inicial se convierte en una batalla campal. Cuando los ánimos están totalmente crispados se empieza a oír una música celestial y aparece San Cristóbal, patrón de los conductores, desde un terrado como si no hubiera pasado nada, y quedan para hacer una paella el próximo domingo.
2.5.1.4.1.2-Altercado_LQ 2.5.1.4.1.1-Altercado_LQ

ESTRENO: Festivales de Teatro de Sitges y Tàrrega 1988

LUGARES DONDE SE HA REPRESENTADO: Sitges, Tàrrega, Santiago de Compostela, Sant Feliu, Almeria, Manresa, Molina Segura, Torelló, Fraga, Valls, Igualada, Molins de Rei, Vilanova i la Geltrú, Torrellobeta, San Sebastián, Irún, Logronyo, Roses, L’Hospitalet de Llobregat, Ripollet, Palafrugell, Vila-Real, Reus, Cornellà de Llobregat, Sestao, Albacete, Burgos, Alsasua, Marin, Ribadavia, Andorra, Banyoles, Torrelavega, Mollet del Vallès, La Seu d’Urgell, Viladecans, Calahorra, Manzanares, Mataró, Tarragona, Lleida, Barcelona, Gandia, Saragossa, Pamplona, Palma de Mallorca, La Laguna.

PERÍODO: 1988-1990

REPRESENTACIONES: 46

ESPECTADORES: 202.000

ESPECTÁCULO DE: Jordi Milán

REPARTO:
Carme Montornés
Mercè Comes
Mont Plans
Anna Barrachina
Sílvia Aleacar
Jordi Milán
Santi Millán
José Corbacho
Jaume Baucis
Ferran Botifoll
Miquel Crespi

DIRECCIÓN: Jordi Milán

Fotografías

VIVO CANTANDO

En el mercado se viven momentos surrealistas en los que todo el mundo, durante un espacio de tiempo, reía y estaba contento. Cuando nos íbamos de allí todo volvía a ser como siempre y se notaba el vacío. Normalmente los vendedores acababan contestando cantando o hablando como si fuéramos extranjeros al estilo “indio”. Generalmente la gente se lo tomaba con sorpresa y buen humor, pero también es cierto que en algunos sitios, los actores habían tenido que salir corriendo perseguidos por el propietario de alguna parada.

 

RÉCORD MUNDIAL DE HINCHADO COLECTIVO DE GLOBOS

En la acción que hicimos en Fraga durante las fiestas de la localidad, y antes de empezar el acto, la plaza ya estaba completamente llena. Todas las comparsas o collas fiesteras estaban allí con gran euforia y entusiasmos. Tenían una idea clara: “El título se queda en Fraga, eso lo sabe el Papa de Roma!”, decían. Empezó la acción y todos hinchaban globos. Era una acción que duraba alrededor de una hora y media y generalmente se utilizaban unos 20.000 globos. En Fraga, después de diez minutos ya se habían terminado las existencias de globos, los habían hinchado todos. Tuvimos que decir que el récord estaba conseguido con creces. Lo que no tuvimos valor de confesar era que todo había sido una broma, ya que hubiera habido un linchamiento. A día de hoy todavía deben creer que el año 1989 consiguieron el Récord Mundial.

 

YA SOMOS RICOS

Era una acción en la que se ocupaba toda una avenida y los actores estaban distribuidos a lo largo del paseo. Mercè Comes y Miquel Crespi representaban unos trileros que sobre una caja de cartón hacían el típico juego de las tres bolas bajo una nuez. Siempre tocaba y los jugadores ganaban pesetas rubias. En un momento determinado alguien gritaba “agua!”. Todos disimulaban y la caja de cartón se convertía en un elegante mueble bar desde el cual los actores ofrecían agua, con gas o sin, para continuar jugando después de un rato. En Almería, dos policías de paisano un poco despistados cuando escucharon “agua!” se acercaron y detuvieron a los actores, sin querer prestar atención a sus explicaciones. Los dos actores, muy dignamente, les acompañaron. Por el camino se fueron encontrando otros personajes vestidos igual que también repartían pesetas a la gente. La cara de los policías fue cambiando mientras el público les seguía, porque pensaban que aquello formaba parte de la acción. No sabían cómo solucionar discretamente la equivocación.

 

LOS LIMPIAS

La acción se sitúa en un cruce de calles en el centro y con fuerte tráfico. Los personajes, vestidos con elegancia y acompañados por Adagio Albinoni hicieron parar los coches. Les limpiaban los cristales y les regalaban pesetas. Si el conductor reaccionaba bruscamente, el personaje se plantaba delante del vehículo y no lo dejaba avanzar. Un día, Santi Millán se plantó delante de un coche cuyo conductor estaba muy nervioso y no paraba de tocar el claxon. El coche no paró y embistió el actor. Lo llevó sentado en el capó por toda la ciudad, sin que el actor se inmutara, vestido de etiqueta.